2017/05/12

Subida Cortalaviña - Tella - Ermitas Románicas - Cortalaviña

   En Huesca, pocas rutas y en apenas hora y media me pueden deparar tanta mezcla de sensaciones, todas ellas enriquecedoras como disfrutar de la montaña en total libertad, contemplar paisajes espectaculares, pasar por un cementerio donde tienes enterrado a dos abuelos, ver buitres sobrevolando el cielo en total armonía, recorrer saltando de piedra en piedra el último camino que mi abuelo Bienvenido hizo en ataúd un frío y nevoso 29 de diciembre de 1963, el mismo que hacía mi madre andando con 7 años para ir al colegio -10 kilómetros, que fenómena-, disfrutar con el arte prehistórico y románico, envolverse de la magia y espiritualidad de la montaña de Tella, y sobre todo, llegar una vez mas al objetivo, a la meta, abrazar a mi hijo y almorzar dos huevos fritos del gallinero de mi abuela Rosa. 

   Partimos de “mi” aldea de Cortalaviña, subiendo por la pista bien asfaltada hasta el vecino municipio de Tella. Subida exigente, con porcentajes propios de puerto de montaña, con trote cadencioso, disfrutando. La primera parte se hace más dura, hasta el refugio de Santa María.