2019/10/13

Viaje en moto: Vuelta media al Pirineo Oriental desde la aldea de Cortalaviña (Huesca).

   Ruta media por el Pirineo Oriental, que tenía muchas ganas de realizar, y pude motear 813kms. el último fin de semana de septiembre de 2019. Pendiente queda la Ruta entera hasta el Cap de Creus
   Por razones familiares, subo la moto en carro hasta la ciudad de Huesca. Iniciada la noche, tomo la nacional 240 que sube hasta Benabarre. Allí, sorteando un par de puertos ya entrada la noche, llego a Tremp y Sort, para llegar a eso de las 00h. y 5ºC al Parque Nacional de Aigüestortes.


De madrugada, levanto, y   retomo ruta para afrontar un gran día lleno de emociones moteras.

Tras quedar pendiente una nueva visita al Parque, con tiempo acorde a su majestuosidad, paso Sort nuevamente y me desvío a la izquierda hacia La Seo d´Urgell. Tras pasar algún puerto, a modo de antesala del día, paro a coger fuerzas en la Seo, deleitándome con la Catedral de Santa María, de estilo románico y disfruto en moto de su concurrido centro, almorzando huevos con butifarra, que para los aragoneses es longaniza.


   Con fuerzas, tomo sentido hasta Andorra, donde paro a echar gasolina, a un precio mucho más económico que en el entorno. Este país de montañas ofrece grandes carreteras para disfrutar en moto,  especialmente la subida al Port d´Envalira, que sube hasta 2.500mtrs.,siendo el puerto de carretera más alto del Pirineo.
   Tras él, un sinfín de curvas y contracurvas, carreteras que nos gustan los moteros, abrazando paisajes espectaculares, jalonando como siempre, el Pirineo Francés, lleno de pueblos que parecen cincelados por su perfección, hasta que arrivo a mi familiar Saint Lary.
   Subo el último puerto de montaña, para acceder nuevamente a España por el Puerto de Bielsa - Arognouet, para llegada la noche nuevamente, llegar al centro del Pirineo, la Aldea de Cortalaviña, donde comparto unas horas con la abuela, y veo un espectacular amanecer.


 

   Por la mañana, retomo viaje de vuelta a Huesca, abrazado al discurrir del Río Cinca, carro, y a Sevilla la Nueva, a seguir disfrutando de la vida.
   En definitiva, ruta espectacular. Pendiente queda la Ruta entera hasta el Cap de Creus y regreso igualmente por Francia, siempre, desde la Aldea de Cortalaviña en el Alto Sobrarbe oscense.