2013/10/14

Visita al Hostal la Montaña –Triollo, Palencia- / Ascenso al monte Curavacas (2.520mtrs.)

            Tenía muchas ganas y hacía más tiempo que quería visitar junto a mi compañero de rutas, Carlos Almarza “Medina”, a nuestros amigos Ana Belén Lucas –Ana-, su marido Chencho y a Bea, su hermana, que también vive allí. Ana es una amiga espontánea, sincera, que siente nuestro pueblo allí donde esté, es sevillanovense de corazón, de la calle Baena, amiga amiga, vamos, y junto a Chencho, son unos currantes de primera, atrevidos, valientes, emprendedores... Y con estos ingredientes, dejaron Sevilla la Nueva y cogieron el Hostal la Montaña en Triollo, en el corazón de la sierra palentina hace un tiempo.

            Si quieres desconectar de la ciudad donde todo son prisas, incertidumbres, estrés, etc., no lo dudes, ¡visítalos!. Están en una de las zonas más atractivas y desconocidos del interior ibérico, los montes de Palencia, a caballo entre la meseta castellana y los picos de Europa, la tranquilidad es infinita, se puede escuchar el silencio y además, contaras con su hospitalidad, generosidad y trato que te harán sentir alguien especial. Y si no quieres desconectar, pues tienen wifi.

            El hostal es acogedor, típico de montaña con los toques que le está dando Chencho -un manitas el tío- y además, podrás degustar cocina de verdad, clásica, de sabor, sabrosa, contundente como requiere la montaña con platos generosos, bien servidos. Ana ha cogido lo mejor de la cocina de una madre, la Concha –¡la madre que parió como cocina tu hija!- con un aprendizaje personal constante. Tienes que probar esos platos de cuchara de primero: crema de calabacín, la sopa de ajo o el cocido montañés, -la mesa de al lado venían expresamente a probarlo desde San Sebastián-; esas ensaladas con productos de la huerta; y de segundo, trucha del río Carrión o especialmente esa carne de la zona, esa ternera de la sierra palentina, que chuletón, ¡madre como estaba!, regado con buen vino de ribera del Duero que para eso iba con un vallisoletano de pro como Medi o de la próxima Rioja. Los postres, no te puedo engañar, pues aún mejor, todo casero, el mousse de yogourt, los profiteroles y la tarta de queso ganadora de diferentes premios de restauración.
 
 
            Dicho todo esto, que no es poco, hay innumerables rutas para ir con los nenes disfrutando en todo momento del contacto directo con la naturaleza...y rutas de media montaña para los que nos apasiona subirlas, sentirlas, disfrutarlas.
             Así, el sábado nos dispusimos Medi y yo a subir al Curavacas. Madrugamos como es menester, y salimos con -4ºC y al alba corriendo hasta la vecina localidad de Vidrieros. Allí, en la plaza se coge la calle Chica y a la izquierda se coge la senda. Pasado el primer puente, se deja la pista y se coge a la derecha el camino que nos llevara hasta la cumbre. Es sencillo, el Curavacas reina colosal en todo momento sobre nosotros, desde que salimos del hostal.
 
            Tras un inicio suave para entrar en calor, se sube por una pedrera infinita que vamos serpenteando en zigs zags, hasta llegar al paso del diente del Oso.
 
             Allí, se trepa un poco para llegar finalmente a la cumbre. Unas vistas espléndidas sobre la meseta al sur, la sierra palentina, los picos de Europa con el Naranjo de Bulnes al fondo, y el mar cantábrico en el horizonte final.
 
 
            El descenso es de los más divertidos que nunca haya hecho. La difícil pedrera se convierte en una pista de slalom, descendiendo con cautela por desprendimientos y los tobillos, pero avanzando muy rápido hasta llegar a la pradera de abajo, donde me reencuentro con Medi que es más cauto en la bajada. Volemos a correr, pasamos por Vidrieros y llegamos a Triollo al Hostal donde una reconfortante ducha de agua caliente y deliciosa comida nos esperan para cargar fuerzas, y regresar ese mismo día a Sevilla la Nueva.

 
En definitiva, muy recomendable escaparse a ver a Ana, Chencho y Bea. ¡Yo cuento los días para ir en familia!
 

 Datos técnicos ascensión:
·         Longitud: 15,88kms.
·         Desnivel: 1.443mtrs.
·         Tiempo: 5h 57´. Ascensión 2h. 54´´
·         Consejos: llevar bastones y agua suficiente. Se puede subir en zapatillas de raid.
·         Precaución: Hielo y niebla. Atención en tramo final.
·         Enlace wikiloc Asensio M.:http://es.wikiloc.com/wikiloc/view.do?id=5433591
  
Ampliar información:
            Hostal la Montaña
            http://es.wikipedia.org/wiki/Triollo
            www.rutas-fuentescarrionas.tk/Rutas/Curavacas/Curavacas.htm        

1 comentario:

  1. Gracias Asensio y Medi por vuestra sorprendente visita, eres un crac Asensio, hay muuuchas rutas que se puedes hacer tanto a pie, en bici, a caballo,Quad,etc. y todas impresionantes.

    ResponderEliminar